Seguimos recorriendo la Selva Amazónica. Hemos conocido anteriormente a la zona de Brasil y Perú. Ahora nos toca dirigirnos hacia Colombia, país que también posee maravillas naturales, como en la zona de Chiribiquete. A pesar de que se le denomina sierra por sus características de meseta rocosa, esta se ubica en la región del Amazonas de dicho país. Aquí podemos hallar 20.000 pinturas rupestres. ¿Puedes creerlo? Si te animas a realizar una excursión arqueológica, este es el lugar indicado. Te interesará saber que las pinturas monocromas encontradas están a la vista pues se ubican en zonas rocosas poco profundas y mus accesibles. Notarás que este arte rupestre tiene como motivo varios temas. Por ejemplo entre los animales pintados podemos observar a algunos jaguares, ciervos, serpientes, monos e insectos. También encontramos pinturas que narran la actividad del hombre antiguo. Es así como podemos ver figuras de hombres cazando, recolectando frutos, danzando, luchando y hasta motivos sexuales y reproductivos. Algunas pinturas nos muestran algunos tipos de plantas y de flores.

Sigamos en el territorio de Colombia y vayamos al Parque de Cahuinari, hábitat de las tortugas de agua dulce más grandes del mundo, hoy en vía de extinción. Otros animales que están amenazados son los jaguares de selva, las nutrias gigantes, el puma sudamericano y el caimán negro En esta zona de la Selva Amazónica encontraremos además de densos bosques algunas lagunas y ríos.

A lo largo de toda la selva, en las diversas áreas protegidas encontraran la vida animal más espectacular que ha inspirado a novelistas y guionistas de cine. Una de ellas es la Anaconda, colosal ofidio que puede asfixiar a sus víctimas con su cuerpo, para luego engullirlo. Otros son el Tapir Yaguareté, el Carpincho, aves como el Guacamayo y felinos como el Jaguar son otros representativos. La lista continúa con los 3,500 vegetales, 650 especies de aves tropicales, 95 clases de mamíferos y más de 500.000 especies de insectos, que son los habitantes de este gran bosque.

Sin embargo, la acción humana la esta empequeñeciendo. La Selva Amazónica se encuentra al borde de ser un extenso desierto. Muchos árboles están siendo talados, y existe una caza indiscriminada. Las acciones no se han hecho esperar. Pero, los visitantes también deben poner de su parte. Si vas para la Amazonia, no te conviertas en el último en ir. Las siguientes generaciones merecen conocerlo. Alguien dijo en una ocasión que el Amazonas es la sucursal del paraíso .No creo que sea así, pero seguro podemos encontrar un poco de él.

 

Cultura

La Amazonía es quizá una de las regiones colombianas en donde más se han conservado los pueblos indoamericanos. Tal hecho es una gran riqueza cultural que pone al país en contacto con las manifestaciones y la etnografía precolombina. La presencia de colonos del interior del país, así como de las vecinas repúblicas hermanas como Brasil, Perú, Venezuela y Ecuador, contribuyen a enriquecer el panorama.

 

Población

Aunque sea la región menos poblada, ello no implica que no existan poblaciones. Las hay y muy importantes. Las principales ciudades de la región de acuerdo a su población urbana según el censo 2005 del DANE son Florencia (121.898 hbs), San José del Guaviare (34.863 hbs), San Vicente del Caguán (31.011 hbs), Puerto Asís (27.609 hbs), Mocoa (25.753 hbs), y Leticia (23.811 hbs).

 

Economía

En la Amazonía se desarrolla la ganadería en el piedemonte, las actividades agrícolas de subsistencia y la explotación forestal. La pesca fluvial es artesanal y no alcanza a ser industrializada u organizada, ni a tener los volúmenes que se alcanzan en las costas del país. Los yacimientos petroleros se encuentran alrededor del río Putumayo.[1] La mayoría de las actividades económicas que se desarrollan en la amazonia, no están en armonía con el paisaje ni con sus pobladores nativos. Entre estas actividades están: la pesca, la minería, la ganadería y la extracción forestal.

Rio de la Amazonia

Porción de la selva de la Amazonía….

 

 

Anuncios